Hay que dejar de decir “hay que”

Hace ya muchos años yo estaba asesorando a una pyme. Un día de esos que nos reuníamos con el Directorio, al irme me voy acercando a la puerta de salida intercambiando unas palabras con el presidente. La puerta de vidrio de salida estaba entreabierta. Él se enojó y dijo “Hay que cerrar la puerta” en voz alta como para que escuche el cadete que había sido el último en entrar.

Si queres que el cadete vaya y cierre la puerta en ese momento y cada vez que pase, vas al escritorio y se lo pedís a él puntualmente. Así él puede hacerse cargo y comprometerse con vos a cerrarla.

Más adelante fueron pasando los años y aprendí algunas de las preguntas poderosas del metamodelo del lenguaje que usamos en conversaciones de coaching. Una de ellas es ¿De quién depende?

Hoy en una conversación divetida me dijeron “Hay que seguir construyendo eso” (se refería a lograr la felicidad). Le propuse cambiar el “Hay que” por “Voy a”

“Hay que” es sujeto tácito, es todos y no es nadie. Cuando “voy a” hacer lo que sea, ese algo depende de mí, me hago cargo. Cuando me hago cargo puedo pensar posibilidades, ponerme en acción, soñar concretamente cómo lograrlo … hasta lograrlo. Si puedo y quiero … soy Superman!!!

Somos las historias que nos contamos … si digo en voz alta o en voz baja “voy a ser feliz” va a pasar! Así funciona la prosperidad, la abundancia y la ley de la atracción ¿De quién depende?????

Sdos, que lo disfruten (gracias S por la inspiración)

Sole Corbière

Posts recientes
Contacto

450_10001024px-Trapeze_Artists_in_Circus